Amazona de San Vicente

Amazona de San Vicente

La amazona de San Vicente (Amazona guildingii) es una especie de ave de la familia de los loros (Psittacidae). Es endémica de la isla caribeña de San Vicente.

Se enfrenta a problemas de conservación, principalmente por la pérdida de hábitat y la caza furtiva tanto para consumo como para el comercio de mascotas. En 1982 su población se estimó entre 370 y 470 ejemplares. En 1994 se estimaron unos 800 ejemplares.

Descripción

El Amazonas de San Vicente es un loro grande, de unos 580 a 700 gr con una longitud de unos 40 cm. La frente, frente de la corona y el área alrededor de los ojos son de color blanco crema, mezclándose con color naranja en la corona posterior y la garganta.  Las plumas largas de la nuca y la parte posterior del cuello son de color verde oliva, teñido de azul y manchado con negro; la parte anterior del cuello es de color naranja. Tiene plumas marrón bronceado, con las puntas negras. El abdomen está impregnado de verde.

amazona san vicente

Las plumas secundarias son de color naranja-café con las bases de color verde oculta.  Su pico es de color cuerno claro, teñido de verde oliva y marcados con gris en la base. El iris es de color naranja y tiene patas de color gris pálido. Las aves inmaduras son similares a los adultos, pero los colores más brillantes son moderados.

No es posible determinar el sexo de los amazonas de manera segura por su apariencia, pero parece ser que las hembras tienden a ser más pequeñas.

¿Dónde habita la amazona de San Vicente?

Su hábitat son bosques húmedos de zonas bajas entre 125 y 1000 m. Se alimenta de frutas, semillas y flores en el dosel arbóreo. Anida en agujeros de árboles grandes.

Amazona San vicente

El Loro de San Vicente tiene una población muy pequeña y una distribución geográfica muy restringida en una sola isla. La caza para la alimentación, la captura para el comercio y la pérdida de hábitat fueron las principales causas de la disminución inicial de esta especie. La deforestación ha sido el resultado de las actividades forestales, la expansión del cultivo del plátano, la producción de carbón, y la pérdida de árboles de anidación cortados por los cazadores. La especie es vulnerable a los principales eventos naturales de los huracanes y las erupciones volcánicas.

¿Qué comen las amazona de San Vicente?

Deben ser alimentados con una buena mezcla de frutas frescas y verduras de manera diaria, semillas tanto secas como germinadas de manera controlada.

El menú tiene que ser muy variado y desde luego no demasiado graso, esta especie tiende a la obesidad cuando se mantiene en aviarios donde apenas pueden volar.

Reproducción  y anidación

Es realmente difícil de reproducir en cautividad, se la logrado muy pocas veces y suele tener alto índice de infertilidad.

La madurez sexual la suelen alcanzar a los 4 años aproximadamente, pero no es aconsejable que se reproduzcan hasta los 5-6 años.

También se puede colocar algunas ramitas de sauce en la caja para anidar , que las aves romperá y utilizarán como material de nidificación. La caja para anidar debe ser de aproximadamente 40 x 40 x 80 cm. El orificio de entrada debe ser aproximadamente de unos 12 cm de diámetro.

Amazona San vicente

Por lo general, ponen de 2 a 3 huevos. Estos no se ponen en el mismo día, puede haber intervalos de varios días de descanso entre huevo y huevo, normalmente hay entre uno, dos o tres días de descanso. La hembra incuba los huevos. Ella cuenta con los alimentos que le trae el macho para que ella no necesite salir del nido. Después de aproximadamente unos 26 días, los huevos eclosionan.

Generalizando, se emancipan sobre los 2 meses de edad aproximadamente.

Durante todo el periodo de cría, las aves deben estar en un ambiente lo mas tranquilo posible para prevenir estrés que pueda afectar de manera negativa a la nidada.

Curiosidades

Anida en cavidades de árboles, luego de la eclosión la hembra coloca las cáscaras de huevos a cierta distancia del nido, posiblemente como señuelo para algún posible depredador.

El Loro de San Vicente tiene una población muy pequeña y una distribución geográfica muy restringida en una sola isla. La caza para la alimentación, la captura para el comercio y la pérdida de hábitat fueron las principales causas de la disminución inicial de esta especie. La deforestación ha sido el resultado de las actividades forestales, la expansión del cultivo del plátano, la producción de carbón, y la pérdida de árboles de anidación cortados por los cazadores. La especie es vulnerable a los principales eventos naturales de los huracanes y las erupciones volcánicas.

La jaula de cría de estas aves deben ser de al menos de 6 x 2 x 3 m.

Es un ave que se si se obtiene, es de importación.

Si te gustó compartí

También podría interesarte...